cuarentena.es.

cuarentena.es.

El papel de la vitamina D en la prevención de enfermedades respiratorias

Introducción

En tiempos de pandemia y aislamiento social, es importante prestar atención a nuestra salud y fortalecer nuestro sistema inmunológico. Una de las vitaminas que ha ganado protagonismo en los últimos meses es la vitamina D, también conocida como la "vitamina del sol". En este artículo, exploraremos el papel de la vitamina D en la prevención de enfermedades respiratorias y cómo podemos obtenerla.

¿Qué es la vitamina D y por qué es importante?

La vitamina D es una sustancia liposoluble (soluble en grasas) que se sintetiza en nuestra piel cuando somos expuestos a la luz solar. También se encuentra en alimentos como pescado, huevos, lácteos y suplementos vitamínicos. La vitamina D es importante para mantener nuestros huesos y dientes saludables, así como para regular el sistema inmunológico y prevenir enfermedades.

La relación entre la vitamina D y las enfermedades respiratorias

La vitamina D ha sido objeto de estudio en relación a las enfermedades respiratorias, especialmente en la prevención de infecciones respiratorias agudas como la influenza y el COVID-19. La razón detrás de esto es que la vitamina D ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, lo que puede reducir el riesgo de infecciones. Un estudio publicado en la revista "BMC Infectious Diseases" en 2017 encontró que los pacientes que eran deficientes en vitamina D tenían un mayor riesgo de infecciones respiratorias agudas. En otro estudio publicado en la revista "The BMJ" en 2017, se encontró que los suplementos de vitamina D reducían el riesgo de infecciones respiratorias agudas en un 12%.

¿Cómo podemos obtener suficiente vitamina D?

La principal fuente de vitamina D es a través de la exposición al sol. Sin embargo, muchas personas no obtienen suficiente vitamina D de esta manera debido a la falta de exposición solar, el uso de protector solar y las condiciones climáticas. Además, algunas personas pueden tener dificultades para obtener suficiente vitamina D de los alimentos. Es recomendable obtener entre 600 y 800 UI (unidades internacionales) de vitamina D al día. Una forma de obtener suficiente vitamina D es a través de suplementos vitamínicos. Se pueden comprar sin receta y vienen en diferentes dosis, formas y tamaños. Sin embargo, es importante hablar con un médico antes de tomar cualquier suplemento vitamínico. Además, se pueden agregar alimentos ricos en vitamina D a la dieta, como pescado graso como el salmón, el atún y las sardinas, huevos, lácteos y alimentos fortificados con vitamina D, como la leche y los cereales.

Conclusión

La vitamina D es una vitamina importante para mantener nuestro sistema inmunológico saludable y prevenir enfermedades respiratorias. Aunque la principal fuente de vitamina D es la exposición al sol, también se puede obtener a través de alimentos y suplementos. Es importante hablar con un médico antes de tomar cualquier suplemento vitamínico y asegurarse de incluir alimentos ricos en vitamina D en la dieta. En tiempos de pandemia y aislamiento, es esencial cuidar de nuestra salud y prevenir enfermedades.